Início  /   CIRUGÍA DE BUSTO
 

AUMENTO DE BUSTO

Muchas mujeres se quejan de tener senos demasiado pequeños o bastante caídos. A medida de que pasan los años o, después de un embarazo, el busto puede perder su firmeza y puede estar particularmente disminuido.Descubra usted también este secreto que aumenta su belleza y su bienestar. Nunca ha sido más fácil de obtener senos más grandes, más jóvenes y más hermosos que hoy.

Esta intervención se realiza para aumentar el volumen del seno. Asimismo en casos en que su tamaño se ha reducido, como sucede en las atrofias tras embarazo

Los implantes vienen en una variedad amplia de tamaños, y es posible que una mujer lleve confortablemente una variedad de tamaños en su busto. La mayoría de las mujeres tienen una idea aproximada en cuanto a que tan grande desean el busto cuando lo comparan con las tallas de su brassier.

El objetivo durante el examen es determinar qué tamaño del implante de busto le dará el aspecto deseado. Como usted puede imaginarse, los tamaños de implantes pueden variar dando diversos resultados en mujeres según la forma de sus cuerpos. El secreto es elegir un tamaño que vaya en equilibrio con su figura en general, brindándole proporción y atractivo pero sobre todo que este en línea con sus deseos. A la hora de su consulta tomaremos medidas específicas de su busto y torso para intentar determinar qué tamaño sería conveniente para usted.

 


REDUCCIÓN DE BUSTO

Esta operación se realiza para reducir de tamaño el pecho desproporcionadamente grande y normalmente caído. Puede reducirse también el tamaño de la areola , que con frecuencia se agranda a medida que el pecho se desarrolla.

La intervención se efectúa con anestesia general o también ocasionalmente con anestesia local acompañada de sedación. La medicación en este caso tiene por objeto quitar la tensión del paciente permitiéndole estar confortable durante la cirugía. Las incisiones más comúnmente utilizadas son una circular alrededor de la areola, otra vertical por debajo de esta y una horizontal a nivel del surco de la mama (T invertida ). A través de estas incisiones se extirpa el exceso de piel, grasa y glándula de la mama. El pezón, areola y tejido mamario restante se remodelan en una correcta posición, consiguiéndose una mama de tamaño y forma normales.

En el caso de pequeñas reducciones mamarias que se acompañan de buena calidad de piel puede modificarse la técnica para realizar las incisiones sólo alrededor de la areola y en su porción inferior, en forma de V . Incluso en casos muy seleccionados, se puede realizar la remodelación del tejido a través de una pequeña incisión localizada en el surco submamario, remodelándose la piel con el sujetador en el mes siguiente.

En caso de mamas extremadamente grandes (gigantomastia), hay que recurrir ocasionalmente al transplante de la areola y pezón , que se separan de su sitio para colocarlos en su nueva posición. Salvo en esta rara circunstancia, el pezón conservará su sensibilidad y en la mayor parte de los casos la capacidad de lactancia del pecho, salvo excepciones. Al finalizar la intervención se coloca un vendaje que se mantiene por unos días sustituyéndolo posteriormente por un sujetador. La operación dura alrededor de tres horas, si bien ésta puede variar de acuerdo con la dificultad de cada caso particular.

 


LEVANTAMIENTO DE BUSTO

Los senos en la mujer son característica esencial de feminidad, abrigo, sexualidad y alimentación.

Unas mamas firmes, con la proporción y posición adecuadas, son consideradas como signo de juventud y belleza en nuestra sociedad, por el contrario, deformidades debidas al cambio progresivo de la forma y consistencia de las mamas suelen generar inconformidad con la apariencia física que se puede ver reflejada en disminución de la autoestima y deterioro del desempeño social y sexual femeninos.

La mastopexia o cirugía de reafirmación del busto es de gran ayuda para mejorar estas molestias siendo efectuada desde hace muchos años con resultados satisfactorios y riesgos aceptables por cirujanos plásticos de todo el mundo.

Se realiza dentro de una sala de operaciones en un hospital o clínica que pueda ofrecer todas las garantías de seguridad. Generalmente se hace ambulatoria, así que unas horas después de la cirugía podrá irse a casa. Dependiendo de su caso.

Mientras está aún sin anestesia se le hará una marcación muy cuidadosa (dibujos como de sastrería) sobre la piel de lo que será la cirugía o diseño de la operación, una vez establecida la anestesia y seguido todo el protocolo se retirarán las partes de piel en exceso y se reacomodará toda la mama, en su nueva posición. Si se ha planeado aumentar el tamaño mamario se pueden aplicar prótesis o implantes como se hace en la cirugía de aumento de busto.

Se pondrá especial cuidado en el cierre de todas las heridas y en obtener la forma, tamaño, posición y simetría adecuados. Al finalizar la operación que puede durar unas tres horas se dejará algún tipo de faja y al despertar ya podrá notar los primeros cambios obtenidos con la cirugía. La mastopexia ofrece cambio inmediato, y notable de la consistencia forma y posición de sus senos. Es posible que mejore su grado de apreciación por sí misma, y que se encuentre más confortable con su nueva apariencia, siendo más fácil vestirse y encontrar tallas adecuadas de vestidos, brasier y traje de baño.